Cómo conseguir un Pokémon Shiny con el Pokéradar

Existen varias técnicas para obtener un Pokémon shiny (también conocido como Pokémon variocolor o Pokémon brillante), pero esta técnica es sin duda alguna la más sencilla de todas. Si quieres un Pokémon shiny usando esta técnica, continúa leyendo. Antes de realizar este método asegúrate de tener lo siguiente:

1. El Pokéradar.
2. Poké Ball.
3. Muchos Max Repel. Necesitarás comprar muchos de estos, alrededor de 120.
4. Un Pokémon fuerte y de alto nivel con suficiente PP en fuertes ataques como para vencer a varios Pokémon.
5. Un Pokémon que debilite el Pokémon shiny que atraparás.
6. Objetos que restauran el PP de tu Pokémon, como por ejemplo la leepa berry/baya zanama, que son muy fáciles de encontrar.

Ahora es momento de dar la introducción del método conocido como “hacer cadenas”, este método es un proceso en la cual tu derrotas a varios Pokémon que sean de su misma-exacta especie, derrotar uno tras otro utilizando el Pokéradar. Si lo realizas correctamente podrás tener docenas de Pokémon derrotados de la misma especie en un intento. Pero si de repente te aparece un Pokémon que no era de la especie que ya tenía formada tu cadena (eso incluye si te aparece la forma evolucionada o pre-evolucionada del Pokémon en cuestión), entonces tu cadena se romperá y tendrás que comenzar nuevamente desde 0, solo ten en cuenta que mientras más derrotes, la posibilidad de conseguir un Pokémon shiny incrementa dramáticamente. Ahora que estamos listos para hacer la cadena el primer paso es usar un max repel y luego el Pokéradar. Observa todos los pastos que se muevan, recomiendo no ir a los pastos que brillan con una tonalidad amarillenta, ya que esos son mas fáciles de confundirse. Dicho todo esto, es tiempo de conocer...

Las reglas de hacer cadenas

Regla #1: Solo entra a un pasto si ves que en total son cuatro pastos los que se agitan.
Regla #2: Después de entrar al primer pasto, todos los pastos subsecuentes que entrarás tienen que agitarse del mismo modo, si escoges un pasto que se mueva distinto es muy probable que rompas tu cadena.
Regla #3: Nunca escojas un pasto que te obligue salir del territorio de expansión del Pokéradar, (el territorio de expansión del pokéradar se dicta por el hecho de poder ver los cuatro pastos moviéndose. Es muy importante considerar esto cuando solo veas dos o tres pastos moviéndose. Esto sucede a menudo debido a que hay pastos que se agitan en otras áreas de la ruta. Ten mucho cuidado y no elijas ningún pasto que se mueva en esas partes y tampoco de pastos que se muevan en los bordes, pues podrías romper tu cadena).
Regla #4: Solo escoge el pasto que se mueva más lejos, como mínimo debe estar a 4 pasos de distancia.
Regla #5: Si tú repelente se termina, no escojas otro pasto y resetea tú Pokéradar, a no ser que estés seguro de dónde se encuentre cada pasto movido.
Regla #6: Nunca escojas un pasto que se mueva en una esquina ni tampoco escojas pastos que no sean parte de la zona de hierba donde estés.
Regla #7: Evita escoger un pasto que se encuentre junto con otro pasto agitado.
Regla #8: Si estás dudoso, ¡resetea tu Pokéradar!

Y así es como se hace, el Pokéradar necesita recargarse cada cincuenta pasos para volver a resetearse. Si tu observas que los pastos se movieron de modo que no cumplían las reglas, camina cincuenta pasos (sin llegar a tocar los pastos que se movieron) y usa el Pokéradar nuevamente. Estarás más tiempo reseteando el Pokéradar que peleando contra los Pokémons salvajes. Son muchas reglas por memorizar, pero con el tiempo se volverá algo "automático".

¿Sabías que... Porygon2 es el único Pokémon que tiene un número como tal en su nombre?