Pokémew
       

Abuso RNG para la crianza en Pokémon Esmeralda

Antes de empezar a abusar el RNG para la crianza de un Pokémon, es necesario saber todo lo básico acerca de la crianza Pokémon e IVs (para más información consulta el artículo de crianza Pokémon). Si ya posees los conocimientos entonces lo único que hace falta es que tengas:


• Pokémon Esmeralda
• Un GameBoy Advance/GameBoy Advance SP/Nintendo DS/Nintendo DS Lite
• Un cronómetro (que mida por lo menos décimas de segundo también)
• Tener WinRAR y Excel instalados en tu ordenador
• Paciencia

Introducción

Si no encontrabas una razón lo suficientemente consistente como para seguir jugando con juegos de la tercera generación y aún poder obtener grandes beneficios de ello, tanto como para crear max stats en muchas estadísticas para tu equipo de quinta generación, ¡entonces con el abuso RNG de Pokémon Esmeralda lo has encontrado!

El RNG (Random Number Generator) es un número que generan los videojuegos que pretende ser un número aleatorio. Desafortunadamente no existe tal cosa como crear a partir de la nada un número aleatorio. Y es por eso que podemos vulnerar el RNG de los juegos de Pokémon y así predecir las estadísticas de un Pokémon salvaje o uno salido de un huevo. Hasta con el RNG puedes también predecir en qué momento te puede salir un Pokémon shiny.

Y retornando al tema principal… ¡Pokémon Esmeralda es el juego con el RNG más fácil a ser vulnerado! Eso quiere decir que si quieres abusar el RNG de un juego de Pokémon, Pokémon Esmeralda será sin duda alguna la mejor versión para probar o empezar a intentar.

El RNG de Pokémon Esmeralda se podría interpretar como una grandísima ruleta cuyas casillas se encuentran enumeradas con un incremento constante (1, 2, 3, 4, …, n). Cada vez que se enciende el juego de Pokémon Esmeralda la ruleta se posiciona en 0 y comienza a incrementar a una velocidad de 60 cuadros por segundo. Cada cuadro que pasa tiene IVs completamente distintos, y es por eso que siempre que se atrapa a un Pokémon éste tendrá distintos IVs. Ahora que sabemos que el RNG puede ser manipulado, entonces podremos “pescar” un cuadro específico cuyos IVs podrían ser los ideales para nuestro Pokémon. Lo problemático de esto es que atinar a ese cuadro específico requiere de mucha coordinación, agilidad en los dedos y concentración, porque de acertar a equivocarte está un margen de menos de medio segundo. Es por esto que del tiempo consumido abusando del RNG el 90% es solo prueba y error.

Eligiendo el cuadro perfecto para tu Pokémon

Ahora empezaremos con el objetivo principal que es tomar ese cuadro específico que queremos. Claro está que para hacer eso primero necesitas conocer cuál es esa dichosa lista. A continuación te proveeremos del archivo de Excel que contendrá los primeros 65535 cuadros del juego (aproximadamente los primeros 18 minutos). Descargar lista

En dicha lista podremos ver los IVs que tendrá cada cuadro, como también se podrán encontrar dos letras mezclados entre los números, tanto la A como la B. Recordemos que en los juegos de Pokémon las crias heredan IVs de sus padres. La letra A representa la IV de la estadística del primer Pokémon que depositaste en la guardería. La letra B representa la IV de la estadítica del segundo Pokémon que depositaste en la guardería. Si por ejemplo sabes que el padre que depositaste primero en la guardería tiene 31 IVs en defensa, entonces si terminas tomando un cuadro que tiene una letra A en defensa, entonces la cría tendrá 31 IVs en defensa, y si además ese cuadro que escogiste tenia 31 IVs en otros dos estadíticas, entonces estaríamos hablando de que has alcanzado criar un Pokémon con 31 IVs en tres estadísticas.

¿Cómo elegimos el cuadro que queremos?

Primero el anciano de la guardería debe estar fuera de su posición regular (cuando te quiere decir que tus Pokémon hicieron un huevo), tienes que ir a hablar con él, aceptar el huevo y DETENERTE de oprimir 'A' justo en el último diálogo que diga el anciano… Los IVs de los Pokémon obtenidos de un huevo no son calculados hasta el instante que dejas de hablar con el anciano. Por lo tanto deberás permanecer sin presionar A hasta que pasen los minutos, segundos y décimas de segundo necesarios para intentar tomar el cuadro que queremos. Si fallaste puedes reiniciar tu juego y repetir los mismo.

Calibrando el cronómetro

A partir del instante que inicia el juego de Pokémon Esmeralda debes andar a trabajar el cronómetro, y cuando estés por llegar al cuadro que deseas tomar, para lecturas más precisas, deberás detener el cronómetro y presionar A con el último diálogo del anciano al mismo tiempo (usando las dos manos para efectuar las dos acciones). Es necesario detener el cronómetro al mismo tiempo que terminas de hablar con el anciano ya que la primera vez que intentes hacer esto siempre fallarás, y la razón de ello es que el cronómetro que usaste no empezó al mismo tiempo que el contador interno del juego, o bien lo que el juego considere ser un segundo, para el cronómetro seria 0.9 segundos o 1.1 segundos. Debido a estas dos posibles discrepancias posibles es necesario calibrar tu cronómetro con el interno de tu juego. Deberás apuntar en papel el instante que quieras llegar y lo compararás con el cuadro que llegaste basándote en el cronómetro, si la distancia fue mucha, entonces deberás detener el cronómetro en otro lapso de tiempo que pueda asegurar una mayor probabilidad de dar al blanco.

Ejemplo: Quieres atinar al cuadro 3600 (que representa un minuto exacto), pero al dar a un minuto exacto en el cronómetro y presionar A con el anciano, luego de eclosionar el huevo y revisar sus IVs para corroborar en qué cuadro está, terminas descubriendo que en realidad diste al cuadro 3640 (1:00.96), por lo tanto, la próxima vez deberás detener tu cronómetro aproximadamente a los 59 segundos y corroborar si ahora te encuentras mucho más cerca del cuadro 3600, si es así entonces lo único que deberás hacer será repetir y repetir hasta lograr obtener los IVs del Pokémon deseado, si no es así entonces deberás calibrar un poco más tu cronómetro.

la gema de Mega Sableye pesa 150 kilogramos?

¿Sabías que...


la gema de Mega Sableye pesa 150 kilogramos?